top of page

La calabaza en el Otoño




No se trata sólo de un elemento decorativo para estas fechas, lo cierto es que la Naturaleza es tan sabia que con cada estación nos regala los ingredientes perfectos para que nuestro cuerpo consiga los nutrientes necesarios para adaptarse al cambio. La calabaza tiene un extraordinario contenido de nutrientes, Para que se hagan una idea, una taza de calabaza cocida tiene 49 calorías, casi nada de grasa, 2 gramos de proteínas y 3 gramos de fibra, y está llena de betacaroteno, un antioxidante que el organismo convierte en vitamina A.



Les dejo una de mis recetas favoritas en esta temporada: Sopa de Calabaza y Zanahoria, es perfecta para el otoño y está llena de sabores reconfortantes.


Aquí tienes los ingredientes e instrucciones para su preparación:



Ingredientes:

  • 500 gramos de calabaza, pelada y cortada en cubos.

  • 2 zanahorias grandes, peladas y cortadas en rodajas.

  • 1 cebolla grande, picada.

  • 2 dientes de ajo, picados.

  • 4 tazas de caldo de verduras (puedes usar caldo de pollo si prefieres).

  • 1/2 cucharadita de comino en polvo.

  • 1/2 cucharadita de pimentón ahumado.

  • 1/4 cucharadita de nuez moscada.

  • Sal y pimienta al gusto.

  • Aceite de oliva.

  • Crema agria o yogur griego para servir (opcional).

  • Perejil fresco picado para decorar (opcional).

Instrucciones:

  1. En una olla grande, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio. Agrega la cebolla y el ajo picados y cocina hasta que estén tiernos y fragantes, unos 3-4 minutos.

  2. Añade la calabaza y las zanahorias a la olla y saltea durante unos minutos hasta que comiencen a dorarse ligeramente.

  3. Agrega las especias: el comino, el pimentón ahumado, la nuez moscada, la sal y la pimienta. Revuelve bien para que las verduras se impregnen de los sabores.

  4. Vierte el caldo de verduras en la olla y lleva la mezcla a ebullición. Luego, reduce el fuego y deja cocinar a fuego lento durante unos 20-25 minutos, o hasta que las verduras estén tiernas y cocidas.

  5. Usa una licuadora de inmersión o una licuadora de mano para mezclar la sopa hasta obtener una textura suave y cremosa. Si usas una licuadora de mano, ten cuidado de no llenarla demasiado y asegúrate de que la sopa esté lo suficientemente fría para manejarla.

  6. Vuelve a calentar la sopa a fuego bajo para asegurarte de que esté bien caliente antes de servirla.

  7. Sirve la sopa caliente, y si lo deseas, agrega una cucharada de crema agria o yogur griego en el centro de cada plato y espolvorea con perejil fresco picado para darle un toque de frescura.

Espero te animes a prepararla y que me compartas tus resultados!

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page